4 sitios en Terra Alta

Tiempo de lectura: 3 minutos

Cuatro lugares que te recomendamos en tu próxima visita a la Terra Alta: Batea, Horta de Sant Joan, Gandesa y La Fatarella. La Terra Alta está formada por 12 municipios, cada uno con características particulares y únicas. Su arquitectura, que nos remonta al pasado, guarda secretos sobre historias que muchas veces nos son desconocidas. La comarca está llena de rincones para enamorarse y el buen vino es nuestro emblema.

Ya os propusimos cuatro rutas para conocer la belleza natural y la riqueza cultural de la zona, para poder disfrutar de esta tierra de paisajes y sabores inspiradores. Ahora os hablaremos de cuatro lugares que te recomendamos en tu próxima visita a la Terra Alta.

Batea:

Somos de Batea, en el corazón de la Terra Alta, el municipio que cuenta con la mayor extensión de superficie vitícola de la comarca y destaca por su centro histórico lleno de porches y construcciones de época medieval. Paseando por sus calles adoquinadas, fácilmente se pueden imaginar la muralla que rodeaba el pueblo. Se conservan algunas puertas de entrada como el Portal del Ángel, Cal Largo o la Portalada de San Roque, donde actualmente está la capilla de la Virgen del Portal, una construcción del siglo XVII de estilo barroco.

También es imprescindible el centro de interpretación Hospitales de Sangre, memoria de la famosa Batalla del Ebro, situado en la calle Mayor que es núcleo de soportales y arcos apuntalados del Siglo XIV.

Batea Celler Piñol

Horta de Sant Joan:

En este caso, es un pueblo no solo reconocido por su belleza, dentro y fuera de Cataluña, sino también por la famosa frase de Pablo Picasso: “Todo lo que sé lo he aprendido en Horta”. Horta de Sant Joan es el pueblo de la armonía, donde el centro histórico medieval y el magnífico paisaje que la rodea se funden como si el tiempo se hubiera detenido. 

Paseando por el centro histórico de Horta, declarado Conjunto Histórico Artístico, nos encontramos con un casco antiguo urbano claramente medieval, con calles muy tortuosas, casas de piedra y soportales evocadores. La plaza de la Iglesia es un conjunto arquitectónico espectacular. Encima de algunos porches se alza el Ayuntamiento renacentista del siglo XVI. También en la plaza se encuentra iglesia Parroquial de San Juan Bautista, de estilo gótico y renacentista. Podéis ampliar información en la página web de turismo de la Terra Alta.

Horta de Sant Joan

FOTO: SHUTTERSTOCK

Gandesa:

Gandesa es la capital de la Terra Alta, una población donde la tradición y el patrimonio artístico e histórico conviven con el crecimiento industrial y comercial. Su entorno natural se caracteriza por tener un terreno accidentado, en el que están las Sierras de Pàndols y Cavalls. El río Canaletes recoge gran parte de las aguas del término municipal, bañando el paisaje y dotándolo de un encanto particular. Aunque el casco antiguo fue fuertemente castigado durante los sitios de las guerras carlistas, se conversan un gran número de edificios y bienes arquitectónicos.

Destaca también, evidentemente, la Catedral del Vino de Gandesa, obra Cèsar Martinell (Valls, 1888 – Barcelona, ​​1973), alumno de Domènech i Muntaner y discípulo de Antoni Gaudí. Martinell es el autor de las dos bodegas modernistas de la Terra Alta: la Cooperativa de Gandesa y la Cooperativa del Pinell de Brai. Las Catedrales del vino de la Terra Alta están muy vinculadas a la plaga de la filoxera.

Celler Cooperatiu de Gandesa, de Cèsar

La Fatarella:

Un municipio que destaca por sus hermosos paisajes, ideales para excursiones, como la famosa Ruta de los Miradores, durante la cuál puedes observar escenarios de la batalla del Ebro o numerosas ermitas. Además, por supuesto, no te puedes perder la arquitectura de estilo renacentista con elementos del gótico y barroco de la capilla de la Virgen de la Misericordia, la patrona del pueblo.

Un rasgo característico de la zona es la construcción de piedra seca, típica del municipio puede ser vista en construcciones construidas con piedra caliza y que tienen la finalidad de proteger del mal tiempo, secar fruta o guardar herramientas y que se pueden ver por la población y los alrededores.

La Fatarella

Así que en la siguiente ocasión que visites la Toscana Catalana (Terra Alta), ya conoces 4 lugares de los que podrás difrutar con amigos, familiares y por qué no; tu solo.

0 comentarios

Enviar un comentario